11er Concurso de FanFics [Votaciones]

Seccion dedicada a votaciones y elecciones de tema para los concursos de Fan Fics.
Imagen

11er Concurso de FanFics [Votaciones]

Notapor Magio_908 » Vie, 16 Sep 2011 11:48 pm

Buenas ^^
Aca abro las Votaciones del 11° Concurso de FanFics y espero que, después de tanto, con este Concurso se Terminen los Empates *-*
En fin... Primero y antes que nada, les dejo las Normas del Concurso para evitar confusiones:

:arrow: Se debe tener 100 post como Mínimo para poder Votar...
:arrow: Se deberán dar Tres Votos con las Puntuaciones +3, +2 y +1 (+3 al Fic que más les haya gustado, +2 al segundo, etc)...
:arrow: Los Participantes Puede Votar, pero No a Si Mismos, con las Puntuaciones +3 y +2 unicamente (el Fic que no es de ustedes recibira el +1)
:arrow: Esto es únicamente para los Users VIP que vayan a votar: Lista de Users VIP...

La Fecha Límite para Votar es el 28 de Septiembre Incluido. Pasada esta Fecha, el tema se cierra y el Fic con más Votos irá al Hall de La Fama de NS junto con los Fics que ha ganado en las Ediciones Anteriores (La Sinopsis se publicara en el Portal de la Web)

Buena suerte a los participantes y disfruten de los Fics:

User 1: Mente y Acero[spoiler]La coordinacion entre katana y samurai hace el equilibrio perfecto entre cuerpo, mente y acero. Para un samurai, la katana debe de ser utilizada, como una articulacion mas de su propio cuerpo. Un samurai vivira siempre pegado a su katana, dando su vida por ella. Si esta se pierde en la guerra, el samurai perdera su nombre. Como si perdiera una pierna y no pudiese andar. Esta son algunas de las leyes de un samurai. No situamos en el año 1476 d.C. En Japon, lugar de grandes samurais. Yo soy Yuki, aunque mi verdadero nombre es Katsuke. Yo vivo en el Monte Fuji, a 3776 metros de altitud. Aqui vivo con mi respetado maestro Sehin. Él tiene 115 años, es un sabio muy reconocido en Japon, y yo soy su discipulo. Diariamente, entreno cuerpo y mente en los frios terrenos del Monte Fuji. En las heladas cascadas de los rios. Pese a que parezco yo tambien un adulto, solo tengo 16 años. Mi katana se llama Dokubari, que en mi idioma, el japonés, significa aguijon. Esta katana ha pasado de generacion en generacion mi familia durante mas de 1000 años. Cuando tenia 13 años, me llego el momento. Mi padre fallecio en guerra y Dokubari paso a mi poder, que con 13 años solamente iba a la escuela. A los 16 años acabe la escuela. Y decidi devolver la hegemonia a mi familia.

El porque de que tengo dos nombres (Yuki y Katsuke) es a que toda persona que llega a la edad de 16 años y sus padres han fallecido, pierden el apellido de su familia, solo lo recuperara cuando haya ido a alguna guerra ayudando al pueblo japones y salga victorioso y vivo. Solo en ese momento, recuperara su apellido y su hegemonia. Y yo luchare, vivire y ganare, para recuperar mi apellido. El nombre de Yuki me lo puso mi maestro Sehin. Yuki en japones significa nieve. Me explico cuando llegue, que Yuki significa nieve. Todo samurai tiene que ser frio, sigiloso y esperado, como la nieve. Por ese motivo me puso ese nombre.

Respecto a mi katana, Dokubari, es como un aguijon. Tiene marcas en su pulida hoja de acero de anteriores guerras que mis antepasados participaron. Ella es perfecta, sus colores, su perfecto tacto, su filo de doble hoja, su aerodinamica, su ligereza, su fuerza... Es la katana perfecta para alguien como yo. Nunca he visto una combinacion entre la nieve y el aguijon, pero creo que llego la hora... Quiero que en el futuro cuando el pueblo estudie historia, lea los relatos del joven Yuki y Dokubari por todo Japon y parte del exterior, tengo muchos sueños en mi vidas y casi todos son imposibles. Imposibles para mi, porque Sehin confia plenamente en mi para conseguir cumplirlos, dice que hay que tenerlos y hay que perseguirlos, como todo samurai. Empiezo a pensar como él. Mi mente esta constantemente cambiando, todo ha pasado muy rapido y no me ha dado tiempo a reaccionar. Pero ahora empiezo a entenderlo todo, como si el destino mato a mis padres y me trajo al Monte Fuji con Sehin... La verdad: Gracias Destino[/spoiler]
User 2: El Caballero[spoiler]-¡Todos a sus posiciones! Esperen mi orden para entrar.-
-¡Sí mi señora!-
Bajo la cálida noche una tropa del ejército japonés se preparaba para asaltar el hogar de un peligroso asesino. El culpable de la desgracia que cargaba la princesa Sayumi.
Tanto tiempo llevaba esperando este momento, torturándose con sus propios pensamientos. Preguntándose por qué. Cuestionándose a sí misma por sus acciones, por sus errores. Y a pesar de todo, no sabía cómo reaccionaría cuando lo vea... es que, ¡mierda! ¡¿Cómo pudo?!...

3 años atrás...

-¿Estás seguro que es el apropiado?-
-Sí, su Alteza. Es uno de nuestros mejores hombres, un prodigio. A su corta edad ha conseguido el título de Capitán y numerosas medallas.
-Espero que así sea, no confiaré la vida de mi hija a un inepto.-
-Lo sabemos su Alteza. Por eso lo hemos considerado para esta misión, dada la cercanía de edad con su hija, podría haber un mayor entendimiento, facilitándole las cosas a su majestad la princesa.-
- Está bien. Tráiganlo de inmediato.-
- Sí señor-

Por la gran puerta un castaño uniformado entró acercándose al Gobernador. De semblante tranquilo y serio, sus ojos azules inexpresivos y la altura de un militar ejemplar, era la impresión que daba al caminar por la larga alfombra roja dispuesta en el Salón real.

- Okasawa Ikkun, su majestad - Saludó haciendo una reverencia.
-¿Con que Okasawa eh? dime, ¿has trabajado antes en misiones de protección?
- Sí su majestad. Mi estancia en la milicia me ha llevado a realizar variadas misiones y de todo tipo.- exclamó fríamente como si de una máquina se tratase.
- Entonces debes saber que tu objetivo más importante es asegurar la vida de tu protegido, aunque eso requiera la perdida de la tuya. ¿Estás dispuesto?
- Por supuesto. Fui entrenado para poner mi vida en riesgo y si el éxito de la misión requiere mi sacrificio entonces así será.
- Buena respuesta- Dijo satisfecho el gobernador.- Entonces... Te presentaré a mi hija. Tu deber de ahora en adelante será proteger con tu vida si es necesario a la princesa Sayumi. No la dejes sola en ningún momento, independientemente de lo que ella diga. Aquí las órdenes las doy yo.
-Entendido su majestad.-
- Bien... en un momento la conocerás. No es tu obligación llevarte bien con ella, pero si quieres que tu trabajo sea más fácil tendrás que hacerlo. Lamentablemente es tan terca como su madre...

En ese instante una pelirroja entraba a la habitación.
- Padre, ¿me has mandado a llamar?
- Así es hija. Quiero que conozcas a Okasawa Ikkun. Él será tu caballero desde ahora.

La chica de tan sólo 17 años volteó hacia su nuevo protector con disgusto, el que estaba firme en su posición -¡Pero padre!- volviéndose frente a él.
- Ya lo habíamos hablado. Después del último incidente es peligroso que andes sola.
- tss...- exclamó molesta. Que experiencia puede tener alguien como él ¡sí parece de mi edad!
- Ahora Ikkun, te pido que lleves a la princesa a su habitación - dijo el gobernador
- Espera padre, ¿no pensarás que me siga todo el día verdad? - preguntó alarmada
- Es justamente lo que quiero, no causes tantos problemas por favor.
- ¡Que! Pero...- fue interrumpida por la acción de su caballero.
- Su majestad, por favor permítame escoltarla. Mi deber es protegerla, si me niega eso sentiría inútil mi presencia aquí. Se lo pido.- Dijo esto último arrodillándose frente a ella. La princesa sorprendida, asintió con la cabeza. Era imposible negarse ante la amabilidad de sus palabras y la sutileza de su presencia...



- Está todo listo mi señora. ¿Está segura de hacerlo?- preguntó su hombre de confianza y a cargo,
-Sí- exclamó firmemente, sosteniendo con fuerza una fotografía en su mano. Esa fotografía era lo único que quedaba de él. Al menos lo único tangible, porque en su mente eran miles los recuerdos.

-Hey, tú. ¿Qué edad tienes?-
- 18, su majestad.-
- Mmm... ¿Cómo es que te convertiste en militar tan joven?
- Gracias a mi buen desempeño pude ascender rápido, su majestad.
- Ehhh ya basta de formalidades, llámame Sayumi.-
- Esta bien, Sayumi-sama-.
- Eeeh si eres un caso...


-Sayumi-sama... ¿quién es la persona de la fotografía?
La mujer sonrió melancólicamente a su acompañante.
- Es el hombre que amé- dijo volviendo la mirada a aquella imagen.
El hombre se sorprendido por tal honestidad, ajena a ella.
- Está muerto. Era el único y está... muerto...

-¡Ikkun-kun! ¡Deprisa!-
- Espere, Sayumi-sama! puede ser peligroso.
Aunque Ikkun parecía alguien frío, la realidad era distinta. Tras esa imagen y coraza se escondía un alma amable, a la que la ojiverde había podido llegar.
- Tranquilo, he venido aquí muchas veces. ¡Te gustará mucho Ikkun-kun!
- ¡Sayumi-sama cuidado!
De un momento a otro la princesa se encontraba en el suelo, con Ikkun bajo ella, protegiéndola.
- Te lo dije.- reprochó el caballero. Ella río.
- Vamos, falta poco, tenemos que llegar a tiempo- dijo incorporándose a su carrera.
- ¿Poco tiempo para qué?
- Para esto- exclamó una vez en el lugar. Estaba atardeciendo y la vista era hermosa. Los terrenos del palacio se extendían por kilómetros, abarcando grandes jardines y praderas. La princesa se sentó sobre el césped a contemplar el paisaje.
- Ikkun-kun... nos conocemos hace más de 6 meses y aún no me dices nada de tí. Sin embargo, tú sabes mucho sobre mí.
- No me gusta hablar de mi privacidad- dijo sentándose a su lado.
- Ya veo...- agachando la cabeza hacia sus brazos. Un incómodo silencio se produjo. - al menos... ¿puedes decirme si tienes novia?- sus mejillas se sonrojaron.
Ikkun se sorprendió ante la pregunta, pero se alegró por dentro.
- No, no tengo- miró hacia al frente con una expresión más relajada.
La pelirroja se sintió aliviada.
- Yo dentro de poco tendré.- exclamó provocando la sorpresa del ojiazul. Era cierto que estaba al tanto de casi todo lo que hacía la princesa, como es posible que no supiera algo así.
- Mi padre quiere comprometerme con el hijo de un diplomático. Extenderían su territorio y poder. Al menos algo así me explicó.- la voz de la doncella contenía tristeza, y su mirada estaba fija en el horizonte. - mi padre no me obliga, es mi decisión. Mas...siento que también es mi deber.- Una lágrima cayó al terminar esta frase.
- Sayumi...
- Lo más probable cuando me case es que no volvamos a vernos, por eso Ikkun, quería traerte aquí aunque sea una vez, y poder disfrutar esta vista juntos, después de todo tampoco podré verla.- Ikkun seguía sorprendido.
- Bueno, se está haciendo tarde. Debemos regresar. Están todos muy irritables con los preparativos de Navidad, si llegamos tarde de seguro nos reprenden.- exclamó la princesa sonriendo y poniéndose de pie dispuesta a irse.
- Sayumi, espera- la detuvo tomándola del brazo.- No lo hagas- dijo seriamente.
- Pero que dices Ikkun...es algo que está por so...-
- Te amo...


-Heize...el hombre dentro es el culpable de su muerte. Él lo hizo.- Exclamó regresando la tenacidad a su voz. - En unos segundos daré la orden de entrar, quiero que lo traigan frente a mí.
- Entiendo. Cuente con todo mi apoyo, Sayumi-sama.-

Sobre el césped, dos personas yacían recostadas. Bajo la sombra de un árbol de cerezos, disfrutando el agradable clima de primavera. Al ser el Emperador alguien tan importante, era habitual que no estuviera por mucho tiempo en el palacio, dejando en total libertad a la princesa, que se abstenía de cumplir sus obligaciones como tal lo más posible.
- Sayumi, quiero que me prometas algo.
- ¿Si?
- No le digas a nadie lo nuestro. Absolutamente a nadie, ni siquiera a tu consejera en la que tanto confías. Si esto llegara a saberse, lo más probable es que me alejen de ti. Sin contar lo que podría pasarte a ti. Una princesa como tú no debería relacionarse con alguien como yo, no es correcto.
- Lo sé... pero... sería lindo que todos lo supieran ¿no? que supieran lo afortunada y feliz que soy - sonrío mirando a esos ojos azules que tanto le gustaban.
Ikkun sonrío. - Sí, lo sería...


¡Atención! ¡Preparados para entrar! La orden es capturar al hombre que ya tienen identificado y traerlo frente a mí. Lo quiero vivo, ¡me escucharon!
- ¡Sí, su Alteza!
- ¡Bien!, ahora ¡vayan!

Eran las 10 y tanto de la noche. Los gritos despertaron a la princesa, que dormía en su habitación
- Ikkun, ¿qué sucede?- preguntó al salir de su habitación. Él siempre se encontraba ahí, excepto esta vez.
La servidumbre corría confundida, temerosa. La pelirroja corrió por los pasillos en busca de una explicación. Necesitaba encontrar a Ikkun.
Se oyeron disparos, desde el interior de la sala de su padre. Sin pensar en lo que pudiera sucederle, se dirigió allí a ver qué ocurría. Abrió la puerta. Ahí estaba tendido sobre el suelo. Muerto. No... Asesinado.


- ¡Su majestad! ¡Lo tenemos!
- Llévenme con él.
- Sí su majestad.
En una pequeña habitación, atado de manos y sujeto por dos soldados, estaba el hombre.
- Déjennos solos.- ordenó la mujer.
- Pero su majestad...-
- No hay de qué preocuparse. Esperen afuera.
- Si, su alteza.
La gobernadora se acercó al sujeto, en el cual era notorio el paso del tiempo.
- Sayumi... cuanto tiempo - exclamó el prisionero.
- Lo mismo digo... Ikkun.-
- Sabía que vendrías algún día. No, más que eso. Lo anhelaba.-
- ¿O sea que esperabas tu muerte? Que patético.-
- Si, lo cierto es que tú fuiste mi vida. Es justo que también seas mi muerte.-
- ¡Cállate! ¡Cómo te atreves a hablarme así después de lo que hiciste! - gritó Sayumi irritada.
- No me arrepiento de nada.
- Entonces respóndeme, ¿por qué? ¿¡Por qué asesinaste a mi padre!? Esa era tu misión ¿no? siempre lo fue. Engañar y tomar la confianza de la ingenua princesa, ¡para en el momento adecuado poder acabar con el Emperador!
La mirada del ex caballero se entristeció.
- No, no fue eso.
- ¿¡Entonces qué!?
- Creo que tú sabes la respuesta. Tú no has venido aquí para averiguarlo.
La gobernadora calló. Él tenía razón. Ella se había enterado de todo muy poco tiempo después de lo acontecido. Sin embargo esos pensamientos sí cruzaron su mente alguna vez, la rabia fue real y tantas veces imaginó este momento, buscando las palabras adecuadas para enfrentarlo, que ahora que estaba frente a frente no podía evitar no decirlo. Mas, debía dejar de buscar pretextos a su enojo. Caminó hacia Ikkun, a una distancia en que podría oírlo murmurar. – Dime… ¿por qué lo hiciste?... por qué desapareciste – la voz se comenzaba a quebrar – yo… ¡yo te busqué tanto después de que supe todo! – Exclamó alzando la mirada hasta ahora cabizbaja - ¿Por qué tú no lo hiciste? ¡Podrías haber encontrado la manera!- Él sonrío en lo bajo. – Cuando supe lo que mi padre hizo…lo que intentó hacer, yo… ¡yo lo entendí! Te entendí Ikkun…- las lágrimas comenzaron a caer por su rostro.
-Tu padre me ordenó matarte. Estaba probándome. Al negarme me hizo saber que ya estaba al tanto de lo nuestro. No lo aceptaba, lo consideró traición de ambos. Sobre todo por qué tú te negaste a casarte con el tipo ese por mí. Frustrante sus planes ¿sabes? – dijo eso con una voz casi fraternal, sosteniendo su rostro con sus manos, que ya había desatado.- intentó matarme y luego iría por ti. No podía dejar que eso pasara.
- Por qué me abandonaste… - esbozó entre llanto posando sus manos sobre las de su amado.
- Lo siento mi princesa,después de todo…soy un asesino.[/spoiler]
User 3: Concierto[spoiler]Afuera en la calle, Julia intentaba detener un taxi, pero llovía a mares y ninguno lo hacía. El corazón se le estrujó fuerte, pero no iba a llorar, no iba a hacerlo.

-Niña, si quiere yo los llevo- Dijo un hombre bajo y de piel teñida, quien había estado observándolos frente al timón de una camioneta de verduras.

Julia se dio vuelta y le dijo al extraño:

-¡¡Si señor por favor, es una emergencia!!

Al llegar al hospital, Andrés y Julia bajaron de la camioneta el cuerpo inerte de su amigo Oscar. Los enfermeros les acercaron una camilla y el gesto de seriedad de uno de ellos asustó tanto a Julia, que, aunque solo conocía a Andrés por el saludo, se abrazo a él y lloró.

Andrés correspondió a ese abrazo en silencio. Tenía los nervios deshechos y un montón de pensamientos se le agolpaban en la cabeza: ¿Julia y Oscar tenían un romance? ¿Acaso se peliaron y entonces Oscar perdió los estribos? Poco probable.
Andrés y Oscar eran amigos de la infancia, si Oscar hubiera tenido algo con Julia, él lo sabría. Así como sabía que Oscar quería a Julia en secreto.

-¿Cuál de ustedes es el familiar?- Dijo un hombre alto de rostro cuadrado y cejas espesas.

-Somos sus amigos –dijo Andrés- Somos estudiantes de la Universidad Gubernamental.

-Ya… ¿Y qué fue lo que pasó?

Julia, soltó a Andrés y dijo:

-Nuestro amigo estaba deprimido y… su promedio estaba bastante bajo… así que… supongo que se quiso cortar las venas.

-¿Supone?- Dijo el médico.

-Me lo encontré en la calle, no puedo decirlo con certeza pero creo que es obvio- Respondió ella con un tono de resentimiento.

-¿Usted es la novia?- Preguntó el médico.

-…No... no lo soy- Respondió Julia avergonzada.

En ese momento, una enfermera se acercó, a lo que el médico les dio la espalda en silencio. Ante aquello, Andrés se dirigió a Julia diciendo:

-Oye y… ¿Qué fue lo que pasó?

Julia, se sentó. Lo cierto es que todo había pasado de una manera tan extraña que no tenía la certeza de que Andrés le creyera, sin embargo le contó su relato. Y es que en realidad, esa tarde empezó con un dolor.


--------------


[Media hora antes]


Un dolor. Un dolor agudo e incisivo se apoderaba de su calma. Una extraña incertidumbre le invadía y el hecho de tener que calentar su voz para el concierto del siguiente día no le persuadían de otra cosa que no fuera –“Tengo que salir de aquí”- lo cual se dijo en voz baja. Acto seguido, ajustó su chaqueta saliendo a las calles congestionadas.

Aquel frio penetrante solo le hacía pensar más en Oscar. Y ahí estaba ella. Caminaba entre el tumulto pensando en sus ojos y en la extraña expresión de su cara cada vez que la “maestra” de coro decía alguna imbecibilidad. Sonrió para sí, aunque con tristeza, ya que al parecer Oscar no le correspondía y mirando hacia el frente pensó:

-¡Rayos! ¿Entonces ahora también estoy viendo visiones? Ese tipo que va allí camina igual que él, tiene su mismo morral y se peina de la misma for…

Cayó en cuenta que era él y tal fue su alegría que corrió tras el morral negro y al alcanzarlo, haló de él diciendo:

-¡¡Hola zoquete!!

Él chico del morral negro se dio vuelta. Un manchón rojo atravesaba una de sus pálidas mejillas. La expresión absorta y la dureza de sus ojos castaños le indicó a Julia que algo andaba mal.

-¿Cómo estás?- Le dijo con nerviosísimo. Él no contestó.

Bajó la mirada y se fijó en la botella vacía que sostenía. Un pedazo de piel colgaba de una de sus muñecas y una especie de espanto de apoderó de todo su cuerpo. El chico con indiferencia, le dio la espalda siguiendo su camino y lo único que ella consideró en ese momento fue, ir tras de él.

El chico se detuvo en una tienda. Compró una cajetilla de cigarrillos y la tendera le entrego a ella una botella idéntica a la anterior. El rostro adusto de la mujer le indicó a Julia que ella también se había percatado ya de lo mismo. Pero Julia no se atrevía a pedir ayuda ¿Y si él se le lanzaba a un automóvil? Decidió solo ir tras de él y asumir lo que fuera que pasara.

El chico una vez más le dio la espalda y su caminar incierto indicó lo borracho que estaba. No sabía y ni se atrevía a pensar que, además, estuviera drogado y se olvidó de esto último ya que él abrió la puerta de una casa en donde ella se apresuro a entrar. Subieron las escaleras, una vez más metió las llaves en otra puerta y ella entró tras de él en una habitación a media luz.

El muchacho se quitó su chaqueta, tiró las llaves al suelo e intentó encender un cigarrillo y ella asustada contempló con horror el estado de las dos muñecas. Una delgada línea escarlata corría por su antebrazo. No pudo encenderse el cigarrillo, así que se dirigió hacia ella diciéndole:

-Dame la botella.

Ella sobresaltada respondió:

-No.

La expresión absorta del chico empezó a cambiar por un gesto de desagrado, y le dijo acentuando cada silaba:

-Da-me-la-bo-te-lla.

A lo que ella respondió:

-No.

En realidad, miles de pensamientos bullían por su cabeza ¿Y si la golpeaba? No, no lo haría, él solo se comportaba como un patán delante de otros chicos para impresionar, pero estaba segura que él no la lastimaría. Dio dos largos pasos hacia él y lo abrazó diciendo:

-¡¡Pensátelo, pensátelo ¿Sí?!!

Sentía que un nudo en la garganta y un llanto casi incontenible se apoderaban de Julia. Se contuvo. Tenía que ser fuerte y este no era el momento para llorar. Tomó entre sus manos la cara de Oscar y con una sola mirada, le contempló fijo y en silencio.

-Tú eres la única que me ha querido- dijo Oscar.

Se quedó atónita. Tanto que no se dio cuenta que Oscar empezó a desvanecerse. Casi por reflejo, ella lo agarró de la camisa antes que su cabeza golpeara el suelo.

Llena de espanto, salió de la habitación gritando por ayuda. Un chico salió de uno de los cuartos y le dijo:

-¿Julia? ¿Qué haces aquí?

-¡Andrés! ¡Andrés, es Oscar! ¡¡Se corto las muñecas!! ¡¡Tenemos que llevarlo al hospital!!

Andrés alarmado entró a la habitación. Al ver a Oscar tirado en el suelo, su mente se quedó en blanco. Se arrodilló, le tomó el pulso. Estaba débil.
Cogió uno de los brazos de su amigo, y lo levantó en vilo llevandolo afuera. Otros inquilinos salieron y aterrados contemplaban la escena.

Afuera en la calle, Julia intentaba detener un taxi, pero llovía a mares y ninguno lo hacía. El corazón se le estrujó fuerte, pero no iba a llorar, no iba a hacerlo.

-Niña, si quiere yo los llevo- Dijo un hombre bajo y de piel teñida, quien había estado observándolos frente al timón de una camioneta de verduras.

Julia se dio vuelta y le dijo al extraño:

-¡¡Si señor por favor, es una emergencia!![/spoiler]
User 4: La Sombra de Príncipe[spoiler]¡Buenas noches amado hijo!
-Fueron las palabras que dulcemente susurro aquella amorosa madre para aquel mimado niño
El padre, orgulloso de su heredero lo abrigo y le dio un cariñoso beso y con una evidente alegría le dijo:
-Descansa, mañana será otro hermoso día y con el traerá más de nuestro amor por ti.
No olvides darle las gracias al creador por lo que tienes y aun por lo que no tienes; confía en que cada día aprenderás cosas nuevas que te harán un mejor hombre del que ya eres hijo mío
Sigilosamente salen de aquel cuarto, apagan las luces; no temen dejarlo a oscuras pues saben que aquel ángel que duerme a su vera guardara fieramente de la vida de aquel ser tan importante para ellos.
Y el niño que veía a través de la ventana aquella escena, decide alejarse sin hacer ninguna bulla que lo delatara; no sin antes secar sus ojos humedecidos.
¡Tenia que haberme desfallecido precisamente en este sitio!
–Se dice a sí mismo-
Toma fuerzas de sus cadavéricas piernas; cae una, dos y hasta tres veces. No le resulta fácil levantarse, como lo hacía cuando comía y su cuerpo estaba lleno de energía
Hacía ya unas semanas desde su última merienda.
Un sabroso y carnoso hueso que tuvo que disputar con un fornido perro, casi ha perdido un dedo en su osadía; pero la recompensa valió la pena
Divagando en sus pensamientos ha caminado, o se ha arrastrado hasta debajo de aquel puente, el que no es una lujosa casa pero al menos le da un poco de abrigo
Busca su lugar habitual para dormir y…una vez más algún desgraciado ha robado su lecho y sus sabanas. Un podrido cartón y unas cuantas hojas de viejo papel periódico, que hacían de aquel rustico y maloliente lugar; su propia suite presidencial.
¿Que es lo que había hecho?
-Le preguntaba a aquel rugiente y lluvioso cielo
Hasta le pareció ver que en medio de aquella copiosa tormenta, las nubes más negras desahogaban su furia precisamente solo en aquel sitio
Desesperado y moribundo ve como se trunca su deseo de moverse de aquel lugar
El agua ha empezado a mojarlo, acabando con la esperanza que tenia de mantenerse aunque sea tibio en esa implacable noche fría.
No ha sabido a qué horas a amanecido, perdió la noción del tiempo; ya ni siquiera sabe si en realidad está vivo.
Abre sus ojitos con dificultad, trata de reaccionar; de ubicar exactamente el sitio en donde está. Lentamente se incorpora; el lugar en el que despertó es totalmente diferente a aquel en el que se acostó.
Con gran esfuerzo se dibuja una descolorida sonrisa en esos labios agrietados por el frio, las lluvias le han dejado agua reposada en una bota vieja que alguien debió tirar a la basura y piensa: en que si es capaz de llegar ah localizar aquel recóndito lugar donde estuvo hace un tiempo ya. ¡Tal vez todavía encuentre aquella zapatilla que a la bota le haga par!
En medio de aquel lugar ve con asombro que hay algo mas, parecen ser sobras de algún restaurante.
¡Si seguro que son de ese sitio donde también es eficiente su invisibilidad! Donde mucha gente pasa pero él es tomado peor que cualquier perro muerto que se pudre en ese lugar. Aunque saben que el ahí esta nadie se atreve a siquiera la mirada voltear
Con una tenue euforia devora, no más bien traga aquello que el chiquillo considera un manjar, ya no tiene tiempo ni paladar para disfrutar de aquel banquete.
Su gusto es incapaz de describir o hacerle sentir algún sabor.
Ah comido como rey aquel gran señor, no le importo ni se inmuto ante el desagradable olor; al menos ha conseguido las energías suficientes para quien sabe cuántos días más.
Ahora terminara de beber aquel aguamiel de su lujosa copa.
-¡Ah! exclama complacido, el trago le resulto toda una epifanía
Extenuado aun, decide dejarse consentir un momento más por el buen Morfeo. Cuando despierte me sentiré como Goliat se repite; debo hacerlo porque tengo a una persona pendiente por visitar.
¿Cuanto tiempo habrá pasado desde mi último viaje? Se pregunta sin siquiera imaginar…Han sido seis meses ya.
Aparentemente ella es la única que no nota su invisibilidad, la que no lo ignora; aunque desconoce el rostro o la misma sombra de la muerte que lo acompaña en su andar.
Es una pena que la única persona que reconoce su existencia, por mera ironía no lo pueda mirar; la luz se le escondió antes de aquel ya lejano ocaso –le conto- el estallido de una mina resonó. Y no solo le negó el placer de la visión; también un monstruoso rostro le regalo.
-Debo apresurarme- se dice el infante, el camino para llegar es largo y lleno de dificultad, dos o
tres semanas ¡Si! Ese tiempo le tomara arribar.
Con la bota bajo el brazo emprende su odisea a tres ciudades mas allá, en la segunda de ellas seguramente encontrara su zapatilla para formar un par de calzado para andar, de allí en adelante definitivamente los tendrá que usar porque su camino apenas comenzara a empeorar.
Los peligros no lo inquietan, varias veces ha puesto a prueba su invisibilidad, satisfactoriamente; su existencia no le interesa a nadie más
Así es como comienza el viaje de M-bassa el niño huérfano que a más de alguna alma tocara…
Por una semana ah caminado, las tripas ya le empiezan a demandar fuertemente algún alimento para procesar
¡Callen! Las regaña con dureza.
-Los pies aun no dicen nada y eso que por culpa de un resbalón ahora tiene: un diente menos, un enorme moretón y aparte de todo como si aun fuera poco un tobillo como pata de elefante.
Sin embargo, en medio de ese punzante y penetrante dolor; sigue en pie su ambición, su única ilusión es llegar a ver a su inspiración. La vieja Manee-ya que le recibirá con emoción sin duda alguna.
M-bassa dejo atrás aquella ciudad, ahora en la linde de Puerto Príncipe esta. La capital de Haití, el lugar en el que sin saberlo; a su viaje pondrá un inesperado fin
El bullicio de la gente hace que le regrese la conciencia y se despierte, su boca está seca, sus pies palpitan más que su corazón.
-Pronto, se anima a sí mismo; llegare pronto a aquel sitio, donde deje hace algún tiempo aquella zapatilla oculta. Ya no habrá más dolor en la planta de sus pies, o lo que queda de ellos.
Aun no se explica porque a pesar de que Manee-ya lo reconoce y lo acepta, el siempre le sale con la excusa de que debe regresar a lo que él considera su hogar.
¡Maldita sea! si allí nadie se toma la molestia de por el velar, si nadie le ofrece un trozo de pan y mucho menos le dan un lugar propio para estar.
Solo sabe que cuando va con rumbo a aquel puente, algunas veces sin querer su cuerpo desfallece frente a aquella casa, donde ve como los padres de Kahil lo abrigan para dormir.
Deja su pesar donde él considera debe estar, a un lado para no dejarse por la tristeza llevar.
M-bassa se levanta como un titán, el día se le acortara mientras el prosigue en su andar.
Sus ojos casi se salen de sus cuencas cuando, luego de más o menos cuatro horas de caminar; visualiza a pocos metros de donde esta, una bolsa con algo que parecen ser algunas frutas o verduras, que seguramente alguna señora debió tirar de su cesta de mercado.
Y es que por primera vez en unos buenos meses aparentemente hoy comerá algo que no esta enmohecido o con un gusanar. Sin más ni más M-bassa devora aquellas energías que le hacían falta para continuar; y con aquella bota bromea, como lo haría con algún buen amigo o un compañero de viaje si lo tuviera.
Una inusual tranquilidad llena ahora el interior del infante, como aquella paz que se instala antes de la tormenta.
Es así como ya entrada la noche M-bassa llega por fin a aquel tan ansiado lugar. El sitio yace inmerso en las tinieblas profundas, solo el sonido de los violines en las patas de los grillos le sirve como sonar; lentamente comienza a palpar donde está el indicio de aquel ladrillo que no encaja exactamente en su lugar.
Las altas paredes de la gran Catedral Nacional, guardan en sus entrañas aquella tan anhelada zapatilla, aquella que quiso M-bassa guardar con la ilusión de en su vida otra encontrar para andar.
Finalmente luego de un rato palpar, reconoce el ruido hueco de aquel ladrillo, que una vez removido entregara el tesoro que alberga la catedral para M-bassa.
En el rostro del chiquillo se dibuja una sonrisa, es tal la alegría que entre esas encías despobladas reluce el resplandor de algunos cuantos dientes que aún conserva su maxilar. Feliz por alcanzar el primero de sus objetivos ahora se dispone a descansar, su segunda razón de viajar y la más importante es llegar a la ciudad de Hinche donde Manee-ya lo espera hace tiempo ya.
-Voy a poner el ladrillo luego de estrenar este buen par de zapatos que he formado, al fin y al cabo la estructura no se va a debilitar y mucho menos se va a derrumbar, si le hace falta esta pieza un momento más.
De pronto y sin aviso alguno, el suelo bajo los pies de M-bassa se comienza a estremecer, oye como crujen los vitrales, se asombra al ver que la calle se partió por la mitad, los gritos de la gente lo ponen en un pánico que desconocía. Un terremoto acabo con su felicidad.
M-bassa se golpea la cabeza, se recrimina por haber tomado a la ligera aquel ladrillo que no puso a tiempo en su lugar. Se aterra al observar que, la estructura de la catedral se comienza a desmoronar; el estruendo es tan colosal que los gritos de la gente parecen enmudecer. M-bassa sin poderse mover ve como esa enorme pared viene sobre él.
El caos y la destrucción se apoderan de Puerto Príncipe, un terremoto de 6.9 grados sacudió, como se sacude una hoja de papel al viento. Al pueblo Haitiano.
M-bassa yace soterrado bajo gruesas capas de escombros, conserva la vida aunque respira con dificultad; no deja de lamentarse porque a su manera de pensar, aquella catástrofe fue por culpa de su irresponsabilidad.
Los minutos comienzan a pasar, luego las horas desfilan ante el malherido de M-bassa; no quiere ni quejarse, mucho menos un alarido lanzar. Sabe que los pobladores están más preocupados por rescatar a algún familiar, que por a un pobre niño invisible salvar.
Su cuerpo triturado y aplastado no le muestra alguna señal, trata de mover aquellos pies que acababa de calzar pero no, no sabe si es por la fatiga que tenia por caminar o por alguna otra cosa más que sus piernas se niegan a reaccionar. Le duele demasiado la cabeza, debe ser por esa viga que presiona su cuerpecito contra el empedrado suelo; que por algún milagro o castigo no lo mato y lo dejo agonizar.
Así pasan algunos días y la vida de M-bassa no acaba por terminar.
-Como me hubiera gustado mirar su rostro una vez más ¡Manee-ya! Exclama en su agonía, entonces es cuando comienza a llorar. El sabor a tierra y a sal que llegan a sus labios, solo le hacen recordar que aun siente; ese maldito y punzante dolor se agudiza cada vez más y más.
A lo lejos, los cuerpos de socorro se aprestan a bajo los escombros de la catedral buscar algún sobreviviente.
M-bassa los puede escuchar, incluso algunos caminan sobre el escombro que lo está a punto de matar; trabajan duro para quitar las pesadas piedras en busca de cuerpos.
Los cristalinos ojos de M-bassa se comienzan a aclarar, unas manos se esfuerzan por la tierra apartar. Ya no hay porque llorar, el dolor pronto terminara, por fin lo verán ¡Ya está! Se acabo, unas manos terminan de excavar.
-¡Aquí no hay nadie! Dice el hombre que buscaba entre los escombros, no hay más que una zapatilla impar.
M-bassa cierra los ojos, aun en la agonía fue efectiva su invisibilidad; no lo quisieron ver. Todo se termina aquí, el pobre se dispone a exhalar su último aliento cuando ve que la gente se va para otro lugar a continuar su noble labor.
Las viejas pero delicadas manos que se posan sobre su rostro le son conocidas. Parada frente a él se encuentra su inspiración, la dulce Manee-ya.
¡Al fin te encuentro niño mío! Le dice, mientras lo abriga entre sus brazos.
FLASH
M-bassa tiene de pronto un recuerdo olvidado, era más pequeño de lo que recordaba, corría junto con alguien, toma ventaja y entonces ¡PUM! Un resplandor y nada más.
Manee-ya lo abraza, como se abraza a un hijo, mientras el niño confuso aun trata de comprender la situación.
-Manee-ya: ese trágico día corríamos juntos, te soltaste de mi mano y te fuiste alejando, no advertí el peligro hasta que ya fue demasiado tarde, pisaste una mina y solo vi un resplandor; la ultima luz que se metió entre mis ojos. Sabía que venias a visitarme, debes en cuando te sentía, por eso sin temor alguno te recibía, pero no recordabas nada, cuando hablábamos desconocías tu situación; aun así supiste llegar a mí.
Mientras tanto en la ciudad de Hinche, los rescatistas ubican el cadáver de una anciana; tiene el rostro desfigurado, como por una explosión, pero además esta ciega.
M-bassa entonces comprende la realidad.
M-bassa entiende porque nadie lo quería mirar.
M-bassa ahora por fin feliz esta, y junto a su madre Manee-ya van hacia aquel resplandor, hacia aquel ocaso que nunca llego
“La sombra de Puerto Príncipe al fin descansa hoy”[/spoiler]
Última edición por Magio_908 el Jue, 03 Nov 2011 2:25 am, editado 1 vez en total
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Magio_908
Shichibi
Shichibi
 
Mensajes: 8080
Registrado: Vie, 10 Abr 2009 7:40 pm
Ubicación: Madao Spiral
Puntos: 8293
National Flag:
Argentina

Notapor anii-san » Dom, 18 Sep 2011 4:40 am

Mi votación:

+3 User 4: La sombra de Prí­ncipe, aunque algunas partes se me hicieron confusas, la historia me encantó. Es de esas historias en que al final se entiende todo. Me gustan mucho.
+2 User 1: Mente y Acero, es corto, pero aún así­ hay una buena trama. Me gustó como está redactado.

Saludos ;)
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
anii-san
Chunnin de la Arena
Chunnin de la Arena
 
Mensajes: 2851
Registrado: Dom, 20 Jul 2008 5:03 am
Puntos: 1602
National Flag:
Chile

Notapor karinabril » Lun, 19 Sep 2011 3:33 am

+3 user 2 Está chévere, bien redactado y todo
+2 user 1 Cortico pero sustancioso
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
karinabril
Gennin de la Arena
Gennin de la Arena
 
Mensajes: 771
Registrado: Lun, 07 Feb 2011 8:48 am
Puntos: 1017
National Flag:
Columbia

Notapor Ranarel » Lun, 19 Sep 2011 5:30 pm

Que poquitos fics hay ésta vez.
íƒâ€°stos son mi votos:

+3 User 1 - Porque transmite valores, me parece que está bien escrita y redactada. Una pena que sea tan corta.
+2 User 2 - La historia es lo que más me ha llamado la atención, me ha gustado.
+1 User 3 - De las otras dos que quedaban era la que más me gustaba, la historia es sencilla, y se lee bien rápido.

Suerte a los participantes!!
Saludos!!!
<center><img src='http://i.imgur.com/iopRB.png'><br />
"Se acerca el invierno"<br />
<img src='http://i.imgur.com/cTKL2.png'></center>
Avatar de Usuario
Ranarel
Gennin de la Nube
Gennin de la Nube
 
Mensajes: 1286
Registrado: Mar, 22 Feb 2011 5:02 am
Ubicación: En Invernalia...
Puntos: 0
National Flag:
Spain

Notapor Sergio10 » Jue, 22 Sep 2011 10:58 pm

+3 user 2
+2 user 4
+1 user 3

No estoy con ganas de destacar por el momento, me rebienta la cabeza de tanto leer Nurarihyon y ahora esto xd.

Saludos y suerte a todos ;D
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Sergio10
Jounin Elite
Jounin Elite
 
Mensajes: 2375
Registrado: Dom, 10 May 2009 9:17 pm
Ubicación: Reino de la Mayonesa
Puntos: 2643
National Flag:
Argentina

Notapor namikaze93 » Vie, 23 Sep 2011 5:41 pm

+3 user 2
+2 user 4
+1 user 3

Deja de leer tanto sergio tienes mucho tiempo libre para seguir luego xD
<center><img><br />
<br />
<img><br />
<br />
</center>
Avatar de Usuario
namikaze93
Anbu de Konoha
Anbu de Konoha
 
Mensajes: 2461
Registrado: Jue, 25 Jun 2009 9:17 pm
Ubicación: en mi mundo xD
Puntos: 0

Notapor eskeleton22 » Sab, 24 Sep 2011 7:22 am

3+ user 1
2+ user 2
1+ user 3
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
eskeleton22
Avisado
Avisado
 
Mensajes: 1369
Registrado: Mié, 16 Feb 2011 2:09 am
Puntos: 12

Notapor rasenshuriken » Sab, 24 Sep 2011 7:29 am

Bueno, hoy terminé de leer esto (uf! mucho para leer estos dí­as) así­ que dejo mis votos:
+3 al user 2, sin duda la mejor de todas las historias de ahí­. Contada en paralelismo, tal vez un poquitito larga, pero bien redactada, dentro de todo. El final era algo predecible de todas formas, pero fue la trama que leí­ con mayor fluidez.
+2 al user 4, narrada con rima, era como un poema, tal vez si se hubiera estructurado de otra forma quedaba más atractivo, aunque más largo también. Muy interesante, me encantó, no le doy 3 puntos porque tení­a errores de redacción y ortografí­a, que me obligaron a releer.
+1 al user 1, corta y concisa, muy buena descripción, sin embargo, sólo era eso, una descripción, la historia se quedó a mitad.

Suerte a todos, a ver si el próximo concurso puedo participar.

Saludos.
Imagen
Imagen
Imagen
Gracias por la firma, taisho.
Avatar de Usuario
rasenshuriken
Kazekage
Kazekage
 
Mensajes: 8560
Registrado: Lun, 25 Ago 2008 1:49 pm
Ubicación: Aldea de la Arena
Puntos: 9676
National Flag:
Argentina

Notapor sigfried » Dom, 25 Sep 2011 7:57 am

Saludos, solamente paso a dejar mis votos y a felicitar a los participantes. Gracias por darnos algo para leer

+3 User 2: El Caballero, coicido con la mayoria de votantes; es la mejor de las historias, buena trama y buena redaccion í‚¡Felicitaciones!
+2 User 1: Mente y Acero, Buena narrativa, muy interesante los datos í‚¡Bien hecho!
+1 User 3: Concierto, Descarte, considero que esta inconclusa.

Que gane la mejor historia y ojala pronto sea el proximo concurso y que hallan mas participantes.
Avatar de Usuario
sigfried
Gennin
Gennin
 
Mensajes: 308
Registrado: Lun, 19 Abr 2010 5:10 am
Puntos: 0

Notapor ita-chan_18 » Lun, 26 Sep 2011 1:17 am

+3 --> User 2 "El Caballero"
De todos los fanfics es el que más me ha gustado, está bien redactada y la historia se entiende muy bien.

+2 --> User 4 "La Sombra de Prí­ncipe"
Me gustó, aunque hay algunas partes que no están bien redactadas y que me han hecho perderme un poco. La rima le da ritmo a la lectura, pero tal y como está estructurada no le queda bien.

+1 --> User 3 "Concierto"
He tenido bastantes dudas a la hora de decidirme entre éste y el 1. Tiene una historia un tanto inconclusa, no me ha quedado claro que es lo que le pasaba a íƒâ€œscar, ni que sucede cuando llega al hospital. Creo que todaví­a le faltaba algún párrafo para darle un buen final.

Respecto al 1 "Mente y Acero":
El texto en sí­ está bien, pero la historia no te dice nada. Parece una introducción, me he quedado con ganas de leer alguna batalla.


Saludos ^.^
Avatar de Usuario
ita-chan_18
Jounin
Jounin
 
Mensajes: 1016
Registrado: Vie, 08 Ene 2010 3:19 pm
Puntos: 0

Notapor Narutoo_Kun » Lun, 26 Sep 2011 1:31 am

+3 user 4
+2 user 2
+1 user 1

suerte... a todos.! ;)
Imagen
Avatar de Usuario
Narutoo_Kun
Ichibi
Ichibi
 
Mensajes: 5345
Registrado: Jue, 17 Sep 2009 10:45 pm
Ubicación: AmEgAkUrE_No_SaTo
Puntos: 227
National Flag:
Peru

Notapor chicky-D-monkey » Lun, 26 Sep 2011 3:02 am

+3 user 4 la verdad es k me encanto

+2 user 3 una historia sencilla pero te atrapa

+1 user 1 esta es descarte pues user 2 no va conmigo
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
chicky-D-monkey
Editora Manga
Editora Manga
 
Mensajes: 1904
Registrado: Lun, 03 May 2010 11:57 pm
Ubicación: sparta
Puntos: 2033

Notapor nanase » Mar, 27 Sep 2011 6:02 pm

+3 User 4: La Sombra de Prí­ncipe
+2 User 1: Mente y Acero
+1 User 3: Concierto

Saludos!!!
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
nanase
Capitan de la Arena
Capitan de la Arena
 
Mensajes: 3284
Registrado: Lun, 17 May 2010 1:40 am
Puntos: 2146
National Flag:
Costa Rica

Notapor Magio_908 » Vie, 30 Sep 2011 1:33 am

Bueno Gente, Aca Están Los Resultados del 11er Concurso de FanFics:

1í‚°- Anii-san: 24 Votos
2í‚°- Sigfried: 21 Votos
3í‚°- Wasanga7: 17 Votos
[spoiler]- User 1 (Wasanga7): 17 Votos
- User 2 (Anii-san): 24 Votos ------> Ganadora
- User 3 (Karinabril): 10 Votos
- User 4 (Sigfried): 21 Votos[/spoiler]Y ahora puede decir oficialmente que se Terminaron los Empates!!! Yeah!!!
Ahora Tenemos una Nueva Ganadora en el 11í‚° Concurso de FanFics que resultó ser Anii-san!!!!!!
Felicitaciones a Anii-san por haber Ganado en el Concurso y terminar con la Maldición de los Empates XD Tambien Felicitar a los demás Participantes que hicieron buenos Trabajos y eso se noto ya que tuvimos muchos votos :roll:
Como es costumbre en los Concursos de la Web, los trabajos Ganadores serán Exhibidos en el Hall de la Fama junto con los Ganadores de las Ediciones Anteriores, así­ que en breves colocare el Trabajo de Anii-san ahí­. Además la Sinopsis, que me fue enviada anteriormente, sera Publicada en el Portal de la Web así­ de esta Forma anunciamos a la Nueva Ganadora en esta Especialidad...
[spoiler]Votación Users VIPs:
Muchos Votos VIP, Me alegra eso T.T
Aca los resultados que se dieron:
1í‚°- Anii-san: 12 Votos
2í‚°- Sigfried: 11 Votos
3í‚°- Karinabril: 4 Votos
[spoiler]- User 1 (Wasanga7): 3 Votos
- User 2 (Anii-san): 12 Votos ------> Ganadora
- User 3 (Karinabril): 4 Votos
- User 4 (Sigfried): 11 Votos[/spoiler]Y de está Forma, no hay diferencia con el Concurso en General. El apartado VIP tambien queda en manos de Anii-san, por lo tanto La Villa de la Arena se lleva un punto para el Ranking de Villas.[/spoiler]
Saludos ^^
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Magio_908
Shichibi
Shichibi
 
Mensajes: 8080
Registrado: Vie, 10 Abr 2009 7:40 pm
Ubicación: Madao Spiral
Puntos: 8293
National Flag:
Argentina


Volver a Concursos de Fan Fics

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron